Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

El niño interior Pastor Garcia

El niño interior y el proyecto de vida

El niño interior y el proyecto de vida

Cuando iniciamos un nuevo año, nos graduamos de una carrera profesional o simplemente necesitamos un nuevo estilo de vida, pensamos en un proyecto de vida. Pues de no ser así estaríamos deambulando por las tinieblas de la confusión donde nada es claro, seguro o confiable.

El niño interior

Conjunto de experiencias guardadas desde la infancia en la mente inconsciente del ser, que al ser descubiertas potencializan al adulto del presente.

-Ser espiritual donde yace la totalidad de las posibilidades para ser felices.
-Disco duro donde se guardan las experiencias de la infancia tanto gratas como desafortunadas y que al sanar y liberar la mala energía de las ultimas, se renace a una nueva vida de abundancia, paz y prosperidad.
-Sabio escondido en lo secreto de ti que puede guiarte en las situaciones complejas de la vida y llevarte a trascender.
-Maestro que enseña caminos nuevos desconocidos y misteriosos.
-Luz que ilumina tus pasos, mano que te bendice y ama en los arduos momentos de la vida.
-Ser de luz que emerge desde las profundidades de tus tinieblas, para aclarar tu vida.

Ver Vídeo 

Proyecto de vida.

Un proyecto de vida es un conjunto de técnicas y recursos empleados para alcanzar una meta o objetivo deseado.

Todos en la vida necesitamos llegar a un puerto o destino seguro, el proyecto de vida se convierte así en el camino o sendero seguro que nos llevará a ese destino, lugar o estado deseado.

Ahora bien el niño interior y el proyecto de vida, pueden ser la alianza perfecta para alcanzar tus objetivos este año, siempre y cuando tu niño interior esté sano y libre de temores, de no ser así será tu peor aliado y pesadilla. Es como si de repente contratas de escolta o guardia de seguridad a una persona nerviosa o débil que no tendrá la suficiente fuerza, seguridad y destrezas que se necesitan para llevar a cabo dicha tarea.

Cuando éramos niños soñábamos con ser Médicos, Policías, Enfermeras, Pilotos de avión, Abogados, Ingenieros, Azafatas, etc., con el tiempo crecimos y se nos olvidaron nuestras metas y objetivos, por ello es común encontrarse con profesionales que se sienten en el lugar equivocado porque no están disfrutando de un estilo de vida apasionado.

Otros dejaron sus sueños atrás por darle gusto a sus padres o mayores de la familia quienes decidieron por ellos o los empujaron a dejar su proyecto de vida por seguir los frustrados sueños de otros.

Recuerdo que cuando niño soñaba ayudándole a las personas, dando conferencias y siendo muy feliz, pero siendo un adolescente, por la presión social y familiar (para quienes las profesiones más loables eran, ser medico, sacerdote, monja, profesor o abogado), lograron que me internara en un seminario católico pues mi familia quería un sacerdote en su casa.

Pasaron los años y gracias a la orientación vocacional recibida por los Padres Jesuitas y la elaboración de mi proyecto de vida personal descubrí que ser sacerdote no era lo que yo quería.

Fue entonces cuando una pregunta muy bien hecha me hizo recordar mis sueños de la niñez y las cosas que quería hacer. Opté por estudiar psicología y esos conocimientos empecé a aplicarlos en las misiones y campamentos de refugiados desplazados por la guerra; luego dando conferencias; trabajando en la radio y televisión, donde constantemente daba contenido que agregaba valor a la vida de las personas; y entendí que ya estaba cerca de lo que había querido ser, por la pasión que le estaba imprimiendo a lo que hacía.
Actualmente, me veo a mi mismo muy feliz, sintiendo la vida correr por mis venas, apasionado en mi campo profesional como Terapeuta y Coach, ayudando a otros a ser más felices con sus vidas. Por ello no me cansaré de decir que la mejor forma de alcanzar tus sueños, metas y objetivos es teniendo tu niño interior sano. El niño interior y el proyecto de vida van de la mano: sana tu niño interior y luego realiza tu proyecto de vida.

Sólo tú puedes crear esta maravillosa alianza del niño interior con tu proyecto de vida, pues al alcanzarla serás mucho más feliz.

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario