Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

depresion pastor garcia

El suicidio y el niño interior

Compartir con amor

El suicidio y el niño interior

Hablar de suicidio en Colombia es delicado, dadas las circunstancias recientes donde un famoso periodista antioqueño y el hijo de un Importante Senador de la república se suicidaron en menos de 24 horas. Además está “vetado” por muchos sectores que creen que hablar de suicidio en Colombia es igual a promoverlo o hacerle apología.

Según estadísticas de la Organización mundial de la salud (OMS), cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo y por cada adulto que consuma un suicidio, otros 20 lo intentan.

El suicidio tiene sus raíces en la infancia y primeros días de vida, donde los modelos de crianza impartidos por la familia, los tutores en la educación y el entorno que rodea al niño son vitales en ese proceso de valoración o desprecio por la vida.

Ver Vídeo 

Teniendo en cuenta lo anterior entran en el terreno emocional otros factores muy determinantes como:

1. La violencia domestica.
Cuando los padres discuten pelean y se agreden física y psicológicamente delante del niño lo están programando para la infelicidad conyugal o de vida de pareja, pues el mensaje que recibe directamente el niño es “las parejas no son felices” y curiosamente esas personas en la actualidad no pueden tener una relación de pareja armónica y maravillosa. Pues sus raíces con respeto a la vida de pareja están enfermas.

2. Abuso de autoridad.
Cuando se es niño y tiene en su entorno personas muy autoritarias que le gritan y ordenan todo el tiempo, el niño crece sin criterios ni argumentos propios para hacer valer su derechos.

3. Abuso sexual.
Otra de las cosas que trauman bastante a un niño o adulto hasta el punto de llevarlo a suicidarse o pensar hacerlo, es el haber sido victimas de abuso sexual, pues sus agresores les amenazaron e impidieron hablar en el momento de los hechos y maltratos, que al no ser confesados o denunciados con su familia o autoridades competentes, se convirtieron en secretos de vida que como cáncer silencioso va carcomiendo su psiquis hasta no soportar mas y optan por el suicidio como único camino.

4. Hijos no deseados.
Cuando llegan a la vida hijos no deseados y durante la etapa intrauterina, su madre, padre, familia y entorno le despreciaron, es 99% factible que ese ser al nacer no tenga ganas de vivir, mas aun si en la etapa de su infancia los rechazos, humillaciones o comparaciones con terceros continúan, muy posiblemente este niño o adolescente acuda a las drogas, el sexo no sano, la delincuencia o cualquier otra actividad para ocultar su dolor.
Hay casos donde los niños no fueron deseados pero al nacer les dieron tanto amor que este ayudo en parte a su salud mental e integral y en la actualidad son grandes personas de bien.

5. La no aceptación de su orientación sexual.
Pasa en Colombia sobre todo con jóvenes menores de 25 años, que debido a la presión social, propinada por su familia y amigos desde la infancia y en la actualidad por la sociedad en general, donde es mas delito faltar al culto o misa del domingo, que asesinar o robar. Es precisamente esa sociedad en cabeza de los lideres religiosos quienes tienen la ultima palabra en este país, aun pasando por encima de la constitución, los padres de la patria y los derechos humanos.

Son quienes deciden que es bueno o malo, correcto o incorrecto en el vivir y proceder de las personas homosexuales o nada productivas para ellos. Por no seguir sobre-poblando la tierra para generarles mas riquezas.

Ante situaciones como estas los jóvenes se sienten encerrados en la vida, no ven un camino claro en la dura encrucijada del rechazo, asco y desprecio social, actitudes que los lleva a huir de su realidad y un día escuchan las veces del recazo social tan fuertes y hondas en sus almas que no soportan mas y optan por quitarse la vida.

6. No comunicar ni hablar de sus “problemas” por temor al rechazo y discriminación social.

Sucede en este país que es mas cómodo hablar de narcos, traquetos, mafia y prepagos, que de las emociones y sentimientos personales.
Es común encontrarse en las reuniones sociales, personas y familias, que presumen de conocer a poderosos, delincuentes, adinerados, reinas de belleza, equipos de futbol etc., en ocasiones exagerando los hechos.

Esas mismas personas que gritan a la luz del día sus presunciones, les cuesta pagar una consulta medica, psicológica o especializada, por considerarla debilidad, vergonzosa o simplemente por que tiemblan de miedo, para hablar de si mismos y de sus emociones.

7. Mitos urbanos sobre los profesionales de la salud mental.

Es de publico conocimiento que en este país decir que eres Psicólogo, Medico o Psiquiatra es como mencionarle el demonio a un fanático religioso. Mas aun si dices que estas en terapia, te ven como cosa rara y en ocasiones se alejan de ti por que te consideran un peligro o desquiciado mental.

Sumado a eso que no existe un plan de salud publica que cobije por completo este fenómeno que ya es, un caso de salud publica, es imposible que el fenómeno se frene o mengue, pues sin campañas de prevención, sin educación y sin los apoyos necesarios del estado, esta realidad se convierte en una pandemia que se sale de las manos de los pocos terapeutas que mas allá, quererse ganar un nobel en humanidad, solo quieren ayudar a pasar el puente en ese proceso de amor, aceptación y reprogramación de nuevos estilos de vida. Para los que padecen ese terrible estado depresivo o de confusión que sufren los que tienen ideaciones suicidas.

Mientras exista la cultura de que el psicólogo es para los locos, que los médicos también se mueren, o por que contarle mi vida a un tercero, en este país seguirán saliendo noticias tan trágicas y desafortunadas como el suicidio de una persona que pudo haber vivido mucho mas con la atención y ayuda adecuadas.

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario