Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

niño interior pastor garcia

Necesidades del niño interior

Necesidades del niño interior

Necesidades del niño interior parte 3

 Hoy continuamos hablando sobre las necesidades del niño interior y te sugiero que estés muy atento para que descubras las tuyas.
Una vez las identifiques es de vital importancia que empieces a suplirlas una a una para que disfrutes de una vida más sana y tranquila, libre de cargas y situaciones emocionales que puedan detener tu progreso integral.

Recuerda que al final del día tú eres el único responsable de tu vida y, por lo tanto, eres tú quien decide cómo vivirla.

Continuaremos enumerando las necesidades del niño interior para que tengas la oportunidad de descubrir las propias y tomar acción para satisfacerlas.

Escuchado
Ser escuchado constantemente por los otros es vital para nuestro desarrollo personal, pues nos hace sentir incluidos y valorados por el entorno.
Entre las necesidades del niño interior, ser escuchados es indispensable en la integración del niño interior sano y el adulto naciente. Cuando un niño es escuchado por los adultos y personas del entorno, se empodera, aumentan su autoestima, su autoaceptación y las competencias sociales que le ayudarán a configurar su personalidad de manera creativa, pasiva y sana.

Exitoso
Cuando tenemos éxito en las empresas o los proyectos en los que nos involucramos, elevamos nuestro nivel de estima, poder, seguridad, creatividad, flexibilidad, versatilidad y otro gran sinnúmero de competencias que agregaran valor a nuestra existencia.
Dentro de las necesidades del niño interior, el ser exitoso es de vital importancia para el individuo que crece constantemente y se convierte paulatinamente en persona.
Teniendo en cuenta esto último, convertirse en persona es un proceso interminable, pues dura toda la vida y es una aventura para descubrir y un riesgo que correr.

Optimista
Levantarse cada mañana con los ánimos en fiesta, con la energía elevada y con el pensamiento en el ahora, son cualidades o puntos de poder propio de las personas optimistas que siempre ven la vida con ojos limpios de toda perversidad humana de una forma ingenua y carente de sabiduría.
Hablando de las necesidades del niño interior, ser optimista es casi un deber de los padres de familia y adultos responsables, quienes tienen las directrices de educar, enseñar, adiestrar y capacitar a los niños para hacer de ellos ciudadanos de bien.
El Niño Interior Optimista, siempre estará por encima de sus adversidades y vicisitudes de la vida.

Orgulloso
El orgullo es como el HDL o Colesterol bueno en la sangre, que permite al ser humano tener una salud equilibrada. Lamentablemente, a partir de las diferentes corrientes religiosas que existen se nos ha vendido la idea que el orgullo es malo y perverso, asustándonos y previniéndonos de él, como si se tratara de una peste, enfermedad o virus contagioso que acaba con la vida.
Generalizar y satanizar el orgullo, tratándolo como algo perverso, habla muy mal del amor que tenemos por nosotros mismos. Antes hablaba del HDL o colesterol bueno en la sangre, del mismo modo el orgullo primario con que nacemos es necesario para la supervivencia y crecimiento personal, pues una persona sin una partícula de orgullo personal es alguien sin valor por sí misma y no es valorada por los otros; es una persona abandonada o despreocupada por su apariencia personal, por su higiene y, lo peor, sin interés por la vida misma.

Entre las necesidades del niño interior, el orgullo es una tan vital como el HDL o colesterol bueno en la sangre, pues sin él es imposible vivir de forma saludable. El niño interior necesita sentirse y verse orgulloso de sí mismo para una sana configuración de su personalidad.

Perdonado
Perdonar en ningún caso es olvidar, más bien es recordar sin dolor y sin deseo de venganza. Hablando de las necesidades del niño interior, hemos llegado a una de esas necesidades obligatorias o vitales para su existencia: perdonar. Dentro del proceso de sanción del niño interior, el perdón es la llave que abre la puerta al universo del amor donde yace la totalidad de las posibilidades.

Hoy te sugiero que te conectes con tu niño interior, lo escuches, lo abraces y lo visualices mientras le dices que estás allí para él y que puede contar contigo; y haz el ejercicio de perdonar a los diferentes actores del pasado donde el odio hizo su nido en tu vida trayendo consigo dolor, enfermedad, ruina y tragedia a tu existencia.

Queridos amigos dejamos hasta aquí por ahora. Hemos descubierto 15, si deseas ampliar la información sobre las necesidades del niño interior te invito a comprar nuestros libros de la Escuela del niño Interior.

 

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario