Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

el niño interior pastor garcia

Reconoce a tu niño interior

Compartir con amor

Reconoce a tu niño interior

Hoy mismo reconoce a tu niño interior y tu vida entera cambiará. Cuando se gratifica y reconoce los logros a los niños esto los fortalece y anima a continuar en su camino a la cima de la excelencia integral. 

Cuando éramos niños y sacábamos una buena calificación en matemáticas, geografía, historia o cualquier otra materia y nos reconocían y gratificaban esos logros en la escuela y en la familia, esos gestos de apoyo, ánimo, gratificación y reconocimiento se convertían en verdaderos galardones o premios que nos llevaban a sentirnos mucho más felices, a la vez que veíamos la vida y el mundo con más optimismo al escuchar de
nuestros padres y maestros sus palabras de reconocimiento en nuestros logros.

Cuando vemos a los bebés dar sus primeros pasos los reconocemos y aplaudimos por esos nuevos logros que empiezan a mostrar en esos primeros años de vida, luego crecen y a los adultos del entorno como padres, hermanos y demás se les olvida seguir gratificando y reconociendo a ese ser humano que, independientemente de la edad que tenga, dentro de sí siempre va a estar ese niño interior esperando ser reconocido.

Ver Vídeo 

¿Cómo hacerlo en la vida adulta?

Es muy común en algunas familias no gratificar a sus hijos cuando han llegado a la juventud o edad adulta.

No obstante el niño interior, que yace en lo más profundo de sí, siempre va a estar allí con sus manitas abiertas esperando ese reconocimiento, gratificación y felicitación por sus logros alcanzados.

Los seres humanos independientemente de la edad que tengamos siempre vamos a recibir con los brazos abiertos la gratificación por nuestros logros, metas y objetivos alcanzados. Por eso reconoce a tu niño interior y verás los grandes beneficios al hacerlo.

 

En la vida adulta podemos reconocer a nuestro niño interior a partir de autoafirmaciones que nos empoderen y ayuden a trascender en nuestra autoestima, imagen personal y entorno social, también yendo a cine, teatro, salir de paseo, comer helado o simplemente darle esas cosas que más le gusta y disfruta al punto de conectarle con los días felices de su infancia.

Para simplificarlo un poco voy a enumerar algunos puntos o claves que actualmente aplico en mi vida y me va muy bien con ello.

1. Acéptate tal como eres.
Cuando te aceptas como eres sin impostar personalidades ajenas, la vida fluye como un río de bendiciones inagotables donde siempre la abundancia de la vida te pone en el camino y con las personas correctas para ser más feliz y próspero en lo que emprendas. Por eso, reconoce a tu niño interior aceptándote con amor.

2. Suelta el pasado y sus cargas.
Todos los seres humanos hemos pasado por hechos traumáticos y dolorosos en la niñez, aunque hayamos tenido la suerte de nacer en cuna de oro con nuestros padres siempre pendientes de nosotros y nanas y sirvientes que cuidaran y estuvieran pendientes de nuestro bienestar.

Muchos perdieron a sus padres o uno de ellos en los primeros años de la infancia, otros fueron hijos de madres solteras o producto de una violación, otros más nacieron en extrema pobreza donde no habían los suficientes recursos para alimentarse bien o ir a una buena escuela o institución educativa de alta calidad. Muchas otras personas les tocó vivir de cerca el secuestro o asesinato de uno de sus padres o seres queridos, o fueron testigos de la violencia o la guerra que opacaron la luz de sus sueños y de tener una vida integral y sana, etc.

Situaciones como estas, u otras similares y de otras índoles, se graban en el cerebro inconsciente del ser humano convirtiéndose así en pesadas cargas que arruinan la vida cotidiana impidiéndole alcanzar sus sueños, metas y objetivos en la vida. Ahora bien, si una vida feliz, próspera y llena de pasión quieres alcanzar reconoce a tu niño interior, soltando el pasado y sus cargas para que te liberes completamente de tus bloqueos emocionales y así puedas trascender.

3. Perdona y perdónate a ti mismo.
Una de las cadenas más pesadas que puede arrastrar por la vida el ser humano, indudablemente es el odio y la falta de perdón.

En el campo terapéutico observo todos los días en muchos de mis pacientes que atiendo a nivel presencial y virtual, que cuando perdonan a los que les han herido, lastimado o violentado en algún momento de su vida los problemas emocionales disminuyen, la salud física mejora y de repente les empieza a florecer la felicidad en sus vidas como un hermoso jardín donde todo el ambiente cuenta con las condiciones adecuadas para que siempre se vea lleno de flores, se sienta el hermoso y suave perfume de la vida, donde los pájaros cantan, los niños juegan y los poetas y enamorados escriben versos de amor.

El perdón debe trascender las barreras del odio y rencor, por ello es de vital importancia que nos perdonemos también a nosotros mismos por juzgarnos constantemente de cosas negativas que al final del día enferman el alma y nos alejan de nuestro sueños, valores, metas y objetivos.

Cuando perdonas y te perdonas a ti mismo los milagros empiezan a suceder en tu vida y en la vida de los que te rodean. Por eso reconoce a tu niño interior, perdonando y perdonándote para que seas más feliz y vivas la vida de tus sueños.

 

4. Sé agradecido.
Ejercer la gratitud en todo momento es como un oasis en el desierto, tan loable y maravilloso que cada vez que la ejerces en tu vida los beneficios son inmediatos y duraderos.

Cuando eres agradecido y ejerces constantemente esta maravillosa virtud, tu niño interior se goza y salta de felicidad, pues en la medida que agradeces a Dios, el Universo, la Vida, las personas o cosas, tu nivel espiritual crece y tu mente se abre y expande en el universo de la totalidad de las posibilidades donde todo es posible y real. Por ello reconoce a tu niño interior, siendo agradecido.

La gratitud es tan benéfica como encender una luz en medio de las tinieblas pues te permite ver con claridad el camino a tomar.

Reconoce a tu niño interior y trasciende al siguiente nivel donde la vida de tus sueños es un hermoso jardín donde siempre hay alegría y trascurre la vida con pasión, aventura y libertad.

Para lograr todo lo anterior es importante que empieces por sanar tu niño interior y así podrás trascender y convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Bendiciones.

Facebook Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *