Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

Niño Interior

A ti Hermoso Niño Interior

Compartir con amor

A ti Hermoso Niño Interior

A ti hermoso ser que vives, vibras y respiras, te amo, a ti hermoso niño interior adulto presente, te amo reconozco, venero, apruebo y valoro.

A ti poderoso ser que has vencido el dolor, el fracaso, la tristeza, la angustia y la depresión, te amo, te reconozco y te venero.

A ti hermoso e inocente Niño que, a pesar de tu adultez, máscaras, apariencias y capas de dolor, aún vives, luchas y sueñas, te amo, te perdono y te abrazo.

A ti sencillo y maravilloso ser que, al abrir tus ventanas, atraes la luz del alma, en esencia soñadora y discreta, te respeto amo y escucho.

A ti ángel de la guarda, maestro ascendido, ser o espíritu mágico, máscaras que usé para ocultarte, perdóname. Ahora sé que siempre he sido yo y que has sido tú mi hermoso, tierno, maravilloso, sabio, discreto, creativo y amoroso Niño Interior, te amo y me amo.

 

A ti que en la lejanía del silencio y las noches oscuras de mi vida como eco escuchaba, gracias, gracias y mil gracias por acompañarme, inspirarme e iluminar mi camino desde las profundidades del alma con susurros de amor, venidos del cielo interno de mi esencia en la cual el universo de posibilidades reside. Gracias, gracias y mil gracias por estar siempre presente en mi vida.

 

A ti que tuviste que renunciar a tus juguetes, padres, amigos imaginarios, infancia creativa y asombrosa por asumir el rol aburrido y monótono del mundo adulto. Te pido perdón y me perdono por haberles permitido separarnos y ahora nos abrazamos en amor y armonía con la certeza de nunca más separarnos y con la convicción de estar los dos eternamente juntos.

 

A ti mi hermoso niño interior mi hermoso adulto presente que sufriste el horror del secuestro y privación de la libertad, que te viste o te sentiste olvidado por todos, aun por el mismo Dios, te digo y reafirmo: Yo siempre estuve allí y te di las fuerzas para soportar la humillación, el dolor y los maltratos a los que estuviste expuesto. Hoy te liberó nuevamente de los dolorosos recuerdos que pudieron haber quedado de ese suceso y, a partir de ahora, los recuerdo con amor y gratitud, valorando la vida y las maravillosas experiencias que en la actualidad vivimos a partir del rescate.  

 

A ti hermoso Niño Interior

A ti que fuiste abusado, abandonado, humillado, comparado, lastimado, callado, esclavizado, poco valorado, avergonzado, castigado y menospreciado, te libero, te rescato, te apruebo, te amo, te bendigo, te sano y te reconozco como el ser más grande, divino, sabio y respetado de mi vida. Mi hermoso Niño Interior te amo, te apruebo, te respeto, te reconozco y te exalto por encima de todas las humillaciones y adversidades pasadas.

 

A ti que te desplazaron de tu pueblo, de tu casa y de tu familia, que te humillaron, te ignoraron y te maltrataron, te acojo con amor en el seno de mi casa, mi corazón y mi alma.  Aquí estás a salvo, seguro, sano, bien alimentado, cálido y sin el frio de las calles, sin la incertidumbre del pasado, aquí eres apreciado y amado incondicionalmente, a ti mi hermoso Niño Interior, te amo mi hermoso Niño Interior, mi hermoso adulto presente, has crecido y estás en paz.

 

A ti que te obligaron a creer en el racismo; en la xenofobia; en la diferencia de clases sociales; en la homofobia; en mejores razas; en el maltrato a los animales; en la destrucción de los árboles; en la contaminación del agua, de los ríos y de la naturaleza; te perdono y te pido perdón declarándote completamente libre de juicios y abriéndote el camino al universo del amor, la tolerancia, el respeto, la integración y convivencia de forma holística y maravillosa, sin dañar a nada ni a nadie, respetando y conservando la vida en todas sus manifestaciones.

 

 

A ti mi hermoso niño interior que sufriste la guerra y el desplazamiento forzado; que fuiste despojado de tus tierras, de tu familia, de tu cultura y de tus riquezas; que te obligaron a dejar atrás tus valores, tus costumbres, tus amigos y tu vida; te rescato, te libero, te valoro y te restauro tus derechos a la vida, a tener amigos, a tener familia y a una nueva casa que nunca perderás, y, a partir de hoy, yo soy y seré tu casa y familia. Siempre vivirás en mi alma y siempre viviré contigo, te amo te abrazo y te venero.

A ti que te enseñaron la enfermedad como camino de redención, el castigo como galardón y la pobreza como recompensa, te libero con amor, rompiendo esas absurdas creencias y transfiriendo amor a los antepasados y les envío a la luz infinita de libertad universal. Ahora tienes el derecho natural a prosperar, a crecer, a amasar fortunas, riquezas, triunfos y cosechar todos los éxitos, los sueños, las metas y los objetivos que elijas y decidas tener en ti vida. Mi hermoso Niño Interior, mi hermoso adulto presente, te amo y reconozco por siempre.

 

A ti que sufriste la pérdida de tus padres a temprana edad, que te tocó lidiar con la frustración, el rechazo, la supervivencia y la poca aceptación social para continuar con tu vida, te reconozco, te venero y te amo por tu poder infinito, por tu capacidad de adaptación, de superación de obstáculos y de transformación del dolor en fortaleza. Gracias, gracias y mil gracias por existir, te amo mi hermoso Niño Interior, mi hermoso adulto presente, gracias.

 

A ti mi hermoso niño interior que te superaste estudiando tras muchos obstáculos y poco apoyo familiar y social, te amo y te reconozco por tu tenacidad, por tu persistencia, por tu gallardía, por tu valía y por tu dedicación. Hoy mi hermoso adulto presente se convirtió en un buen ser humano, un profesional competente, una persona amorosa, apasionada y orgullosa de sí mismo por ser auténtico, único y especial.

 

A ti mi hermoso niño interior que abriste las puertas de tu alma al mundo espiritual que, a partir de tu experiencia cercana a la muerte, despertaste tu conciencia en beneficio propio y de otros, te bendigo, reverencio y amo, te seguiré a donde quiera que vayas, pues, ahora, sabes el camino correcto para llevar la vida a otro nivel y en tus propios términos. Te amo.

Pastor García Terapeuta
Especialista en Escuchar Personas

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario