Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

como hablar con los muertos pastor garcia terapeuta

Cómo hablar con los muertos en 3 pasos

Cómo hablar con los muertos en 3 pasos
3 (60%) 2 votes

 Cómo hablar con los muertos en 3 pasos

Si de repente percibes o sientes la necesidad de saber de un ser querido fallecido, sientes su presencia o sospechas que quedaron cosas pendientes por resolver con ese ser amado, Cómo hablar con los muertos en 3 pasos, te guiará en el proceso.

Desde el inicio de la humanidad y por milenios esta práctica ha permanecido en diferentes culturas y pueblos humanos, era tan común en Mesopotamia, Canaán y otros pueblos de medio oriente, que en repetidas ocasiones algunos dioses de esos pueblos prohibieron y castigaron severamente esta práctica, como lo podemos encontrar en sus libros antiguos. Sin embargo, esta práctica de hablar o comunicarse con los muertos ha pasado de generación en generación hasta llegar a nosotros, las religiones que la prohíben y califican de práctica maligna no han podido arrancar de nuestros ancestros esa forma no convencional de comunicarnos con el mas allá.

 

En pueblos como México es muy común encontrarse con una cultura religiosa en torno a la muerte en los cuales, en lugar de temerle, la veneran y respetan como un divinidad más entre el desfile de múltiples dioses, viéndola como una deidad milagrosa, protectora y maternal que cuida de sus hijos y de quienes la invocan.

 

Cómo hablar con los muertos en 3 pasos.

Antes de empezar 

Para iniciar en en este proceso o práctica ancestral, es de vital importancia advertir que nuestros ancestros tenían una sensibilidad o percepción más desarrollada ante estos fenómenos o experiencias extrasensoriales, pues no contaban con las distracciones e interrupciones que tenemos hoy en día con el ruido de la tecnología y sus diferentes distractores.

 

Nuestros antepasados eran personas que meditaban, oraban, leían poesía, novelas, escuchaban música clásica o suave, vivían de forma muy sencilla y sin afanes por conseguir cosas materiales. Dichos hábitos de vida, los hacían especiales y aptos para abrirse a experiencias extrasensoriales y espirituales que alimentaban y creaban el ambiente propicio para que los espíritus, muertos, ángeles, genios, elementales y demás seres energéticos y espirituales establecieran contacto y comunicaciones muy lúcidas y vívidas  con los seres humanos.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, lo mínimo que debemos saber y hacer es prepararnos en un ambiente pacífico, armonioso y silencioso, alejándonos de los ruidos externos que perturban las facultades innatas de nuestra mente y espíritu para amplificar nuestros receptores extrasensoriales y espirituales permitiendo que, por medio de la intuición, el silencio, la percepción, la meditación, el respeto, la empatía, entre otras facultades del alma, podamos entrar en un estado ampliado de conciencia para que sea posible esa comunicación con nuestros seres queridos fallecidos, ángeles, santos, dioses, maestros ascendidos y demás elementales y seres energéticos, espirituales e invisibles que viven y coexisten entre nosotros.

 

Cómo hablar con los muertos en 3 pasos procedimiento

Para saber Cómo hablar con los muertos en 3 vamos a dar unas indicaciones básicas que en lo personal me han servido y funcionado desde la niñez, ya que he tenido esa sensibilidad especial con los seres espirituales.

 

  1. ¿Es necesario para mi el hablar o contactar con un ser querido fallecido?

Lo primero a tener en cuenta es qué tan necesario es contactar con un ser querido fallecido, pues el mundo de la necromancia es misterioso y desconocido. Por lo cual, se debe establecer este contacto con el más allá cuando sea estrictamente necesario o por elaboración del duelo o cierre de ciclos vitales; de lo contrario, no lo recomiendo ya que la curiosidad y el nadar en aguas profundas y desconocidas sin la previa preparación te puede generar perturbaciones mentales, espirituales y de otras índoles inexplicables.

  1. Tener un objetivo claro y ecológico

Al estar segura de contactar a un desencarnado es necesario tener tu objetivo claro y que a la vez sea ecológico para que afecte de forma positiva el entorno. Por esta razón, es importante tener las preguntas o inquietudes por escrito con antelación al ritual o procedimiento de contactar con tu ser querido fallecido para ahorrar tiempo y evitar posibles frustraciones o confusiones en la marcha.

Tener el objetivo claro es tan simple como elaborar tres sencillas preguntas. Esto es lo recomendado ya que no se trata de una conversación telefónica con alguien que dispone de mucho tiempo para hablar, también es importante omitir pedidos o demandas. Por ejemplo:

– Dame la lotería,
– Hazle daño a alguien.
– Permíteme verte.

Preguntas como estas pueden alterar la energía del lugar y despertar espíritus oscuros que pueden hacerte daño.

 

  1. Procedimiento

Elige una fotografía o elemento personal del difunto, colócalo sobre una mesa en lo posible con un mantel blanco, un vaso de agua, unas flores frescas y enciende una vela blanca para iluminar el lugar. Respira profundamente en repetidas ocasiones hasta sentir que tu respiración es lenta y serena, cierra los ojos y permanece en silencio por 10 o 15 minutos conectándote con la energía del lugar y pensando en forma amorosa y armoniosa en tu ser querido. Evita los ruidos externos y de aparatos de comunicación.

Cuando sientas y percibas que todo está quieto y calmado llámale por su nombre y dale la bienvenida de nuevo a tu casa, espacio o vida. Es posible que sientas calor, frío, aromas o perfumes que le identifiquen. Una vez tengas estas sensaciones procede a hacer tus 3 preguntas, una a la vez esperando su respuesta. Escríbelas para no olvidarlas, luego cierra la sesión dándole gracias por venir e indícale que esa luz (vela) que hay sobre la mesa es para que él encuentre el camino de regreso a su lugar de paz, descanso y luz. Guarda silencio unos minutos y abres los ojos.

 

Al terminar, deja la vela encendida hasta que se consuma en su totalidad. Puedes usar una vela pequeña. Cuando la vela se haya consumido en su totalidad, desarmas el altar, el agua la derramas sobre un árbol fuera de tu casa y las flores las pones a la raíz de dicho árbol.

 

Si no logras la comunicación al principio, repítelo por tres veces más con intervalos de 7 días de descanso. Si no logras hacerlo, busca un médium o canal de confianza que te ayude a hacerlo de forma profesional y respetuosa.

Facebook Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *