Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

niño interior pastor garcia

La curiosidad y el niño interior

La curiosidad y el niño interior

Si gozas de la curiosidad de un niño, indudablemente eres una persona creativa, innovadora e impulsadora de cambios ecológicos que contribuyen con el mejoramiento global.

La curiosidad
La curiosidad tiene que ver con descubrir lo nuevo, lo misterioso, lo escondido y lo asombroso en las cosas, las personas y todo el entorno. También tiene relación con la investigación sobre el origen de las cosas, asombrarse por lo novedoso y disfrutar de cada cosa o momento de la existencia sin importar la forma, naturaleza, profundidad o tamaño.

Ver vídeo 

Un ser humano que tiene ampliamente desarrollada la curiosidad en su vida, es una persona creativa, sana, feliz y sobre todo que no tiene lugar para las excusas de la culpa, el dolor, el pasado o los resentimientos. Pues es una persona proactiva, diligente, sabia, discreta y con altísimas competencias para trabajar en equipo, vivir en comunidad y tener una familia feliz.

El niño interior
– El niño interior es el conjunto de grabaciones guardadas de los 0 a los 7 años de edad que, de adulto, se están reproduciendo constantemente y afectan el comportamiento emocional.
– Conjunto de experiencias guardadas desde la infancia en la mente inconsciente del ser, que al descubrirse potencializan al adulto del presente.
– Ser espiritual donde yace la totalidad de las posibilidades para ser felices.
– Disco duro donde se guardan las experiencias de la infancia tanto gratas como desafortunadas y que al sanarse y liberarse de la mala energía de estas últimas, se renace a una nueva vida de abundancia, paz y prosperidad.
– Sabio escondido en lo secreto de ti que puede guiarte en las situaciones complejas de la vida y llevarte a trascender.
– Maestro que enseña caminos nuevos desconocidos y misteriosos.
– Luz que ilumina tus pasos, mano que te bendice y ama en los arduos momentos de la vida.
– Ser de luz que emerge desde las profundidades de tus tinieblas, para aclarar tu vida.

¿Qué relación tiene la curiosidad y el niño interior?
Los niños por naturaleza son curiosos y creativos, tienen la capacidad de asombrarse por cosas sencillas y pequeñas, como casi ningún adulto lo puede hacer. Por ello, es necesario de un procedimiento especial para encontrar esa relación entre la curiosidad y el niño interior, que se logrará conectando al adulto con ese maravilloso niño o niña que un día fue e intercambiar información entre ambos, para enriquecer la curiosidad del adulto que hace muchos años dejó de asombrarse por las cosas pequeñas y sencillas de la vida donde yacen tesoros ocultos esperando ser descubiertos. Esta relación existente entre la curiosidad y el niño interior será más clara y se entenderá cuando se integren los dos e intercambien información a través de la conexión de los hemisferios del cerebro, representados por la parte inconsciente (pasado) y la parte consciente (presente).

¿Cómo hacer esa conexión entre el niño interior con el adulto del presente?
Hay muchas técnicas terapéuticas propuestas por algunas terapias y sistemas como la PNL, con las que se logra conectar los dos hemisferios del cerebro y poder así encontrar al niño interior, sin embargo muchas de las anteriores no profundizan en el tema del niño interior temiendo lastimar al paciente o revivir el dolor emocional del pasado.

Por otro lado, tenemos la Terapia Regresiva Reconstructiva (TRR) que es una terapia psicológica profunda que se especializa en sanar los traumas del pasado ocultos en el inconsciente y por ende en el niño interior. A través de esta terapia es bastante fácil conectar los dos hemisferios del cerebro, representados por el adulto del presente con el niño que unos años atrás fuiste, dándole al paciente la capacidad de sanar completamente a su niño interior en un entorno saludable y confiable donde pueda hace su catarsis, llorar todo su dolor reprimido, liberarse de las cargas emocionales y quedar completamente libre del dolor emocional, al sanar a ese niño interior y reconstruir un nuevo modelo de vida, el que siempre ha deseado, y donde las nuevas semillas del perdón, amor y sanación emocional llenarán de grandes y maravillosos frutos los siguientes años de su vida.

Para concluir se muy sincero contigo mismo y respóndete estas preguntas:
¿Qué pasaría si Ahora mismo pudieras dejar de sufrir?
¿Cómo sería tu vida sin la terrible carga emocional del pasado?
¿Dónde y cómo estarías viviendo si fueras una persona completamente sana y feliz?
¿Qué dirías de ti mismo si fueras una persona sana, feliz, libre de bloqueos, traumas, fobias o temores?

La puerta está abierta tú decides si entras o te quedas afuera.

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario