Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

mi niño interior pastor garcia

Mi niño interior

Mi niño interior
3.8 (76%) 10 vote[s]

Mi niño interior

Esta experiencia me la compartió un joven de 26 años después de su tercera terapia para tratar un cuadro depresivo grave, que ha padecido por mas de 5 años. Él no se ha sanado aún, pero está descubriendo paso a paso elementos muy valiosos en su vida que había olvidado en el rincón del dolor:

 

“Estás enfermo porque olvidaste jugar, cantar, soñar y sonreír como lo hacíamos a los siete años”, fueron las palabras de mi niño interior en medio del cálido abrazo que me dio al encontrarlo y traerlo de nuevo a mi vida actual.

 

Anoche, antes de dormir, hice la meditación del niño interior que se me había recomendado hacer. Luego, me dormí muy rápido y empecé a soñar que avanzaba por un oscuro bosque lleno de telarañas, murciélagos y bichos extraños, sentía miedo y ganas de devolverme del camino, pero el llamado de un niño me animaba a seguir avanzando por ese oscuro bosque.

Al final, llegué a una cueva donde me vi a mí mismo de unos siete u ocho años allí atrapado entre telarañas. Me armé de valor y rescaté a ese niño temeroso de allí, él me abrazó intensamente mientras me repetía una y otra vez: “Estás enfermo porque olvidaste jugar, cantar, soñar y sonreír como lo hacíamos a los siete años”.

 

Mi niño interior me está enseñando a reír nuevamente y a encontrarle el valor a la vida a partir de las cosas sencillas y pequeñas. Además, mi niño interior es como un maestro pues, desde que soñé que lo rescataba de la caverna, veo su actuar en la cotidianidad de mis días.

 

Antes vivía dopado con psicofármacos y encerrado en un cuarto oscuro, a veces en mi cama, otras veces sentado en total silencio deseando mi muerte, pero ahora disfruto de la luz del día, salir a caminar y estoy retomando mi vida social y familiar que había dejado atrás. Aún siento temores porque estoy ante algo nuevo y fascinante, pero en lugar de claudicar y rendirme, sigo adelante en mi proceso conociéndome a mí mismo y aprendiendo de mi propio yo: mi niño interior.

 

Mi niño interior está cambiando la forma de percibir la vida y el mundo que me rodea, doy gracias a Dios por encontrarme conmigo mismo a través de mi niño interior y por todas las cosas nuevas que estoy conociendo y aprendiendo de mí mismo.

 

Esto nos muestra que cuando abrimos las puertas de la mente podemos sanar a nuestro niño interior y encontrar la paz de nuestra alma.

 

Facebook Comments