Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

vidas pasadas

Regresión y niño interior

Compartir con amor

Regresiòn y niño interior

Cuando hacemos regresión a los primeros momentos de la vida y de la niñez vamos descubriendo las raíces traumáticas que nos dañaron, bloquearon y condicionaron a vivir una vida de cohibiciones, limitaciones, enfermedad y sinsentido existencial.
Si hiciéramos la analogía del ordenador o computadora con el cerebro humano, podríamos decir que el niño interior es el disco duro donde se fueron grabando todos los programas o creencias limitantes, a partir por las diferentes vivencias traumáticas, dolorosas y desafortunadas que le tocó vivir a ese ser humano cuando era un niño inocente curioso y sin sentido del bien y del mal.

Ahora bien, el ser humano en sus primeras etapas de la vida infantil hace una configuración del entorno y acepta como verdad, realidad y parte de su existencia todo lo aprendido, recibido y sufrido por parte de sus mayores, padres, tíos, hermanos mayores, abuelos, educadores, etc. Luego va por la vida repitiendo una y otra vez esas experiencias, como un hábito. A esta necesidad de repetir el pasado, Freud la llamó “compulsión por la
repetición”.

Ver Vídeo

Regresión
Retroceso en el transcurso de un proceso o acción.
La regresión en psicología engloba a un conjunto de técnicas que se apoyan en la hipnosis u otros métodos de alteración de estados de conciencia, para hacer que una persona recuerde acontecimientos de su supuesto pasado, tal como las escenas y emociones de un paseo, las voces de una discusión, el sabor de una comida o el aroma del campo en un amanecer campesino. Cuando las vivencias son de supuestas vidas pasadas, es común que la persona sienta la certeza de estar aquí, en el presente, mientras al mismo tiempo tiene la sensación de estar en el pasado, con otra personalidad, lo cual le permitiría comparar y entender el posible origen de sus traumas o afecciones psicosomáticas. Wikipedia

Niño interior
El niño interior es el conjunto de grabaciones guardadas de los 0 a los 7 años de edad, luego de adulto se están reproduciendo constantemente dichas grabaciones lo cual se evidencia en los comportamientos emocionales.

Ahora bien la regresión y el niño interior tienen mucho en común:
1. El niño interior está oculto en el oscuro socavón del inconsciente donde es difícil en forma consciente ingresar.
2. La regresión se da en estados ampliados de conciencia donde es más fácil ingresar a esa parte inconsciente del cerebro y luego en ese estado es más fácil intercambiar la información entre los dos hemisferios y de esa manera hacer un proceso terapéutico más eficaz con los dos hemisferios cerebrales trabajando a nuestro favor. Uno le pasa la información al otro que a su vez comprende y entiende realmente como pasaron las cosas y luego en esa sinergia mental se descubren los poderosos recursos necesarios que ayudarán a sanar y cicatrizar viejas heridas del niño interior.

La regresión y el niño interior dos poderosas herramientas para transformar tu vida y trascender.
Nada más agradable que llegar a casa y encontrar dos brazos abiertos para ti, amorosos, tiernos y seguros donde podemos reposar en momentos de dificultad. Esto aplicado solo en el plano físico es agradable saberlo, sentirlo, verlo en nuestro entorno familiar además de escuchar hermosas palabras que como melodías recorren nuestra vida llenándola de sentido al escuchar la dulce melodía de la vida.

Ahora imagínate que lo anterior ocurre frecuentemente en tu interior, donde tu niño interior está sano y cada vez que eres consciente de su existencia él abre sus brazos para ti y llenarte de amor.
En este caso, la llave para abrir la puerta ingresar a los profundos y oscuros socavones para sanar y rescatar a nuestro niño interior es la regresión, pues la regresión terapéutica siempre va a ser esa llave que nos ayudará a abrir la puerta y a descubrir a nuestro niño interior.

Un niño sano se convertirá en un adulto feliz, un adulto con su niño interior sano es una persona, libre, sana, equilibrada y feliz.

 

Facebook Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *