El Niño Interior es nuestro yo infantil

El Niño Interior es nuestro yo infantil, es la parte más esencial y auténtica de nosotros mismos en el campo del niño interior sano. En el lado opuesto, el niño interior herido, se convierte en nuestro principal enemigo y saboteador.

El Niño Interior Sano es la viva representación del viaje del héroe que, después de trasegar por los múltiples caminos y paisajes emocionales de la vida, en los cuales superó toda clase de obstáculos y sufrimientos, se ilumina, se fortalece y se sana para ascender al trono de su propia gloria, siendo el super héroe o gobernador de su historia de vida, en forma genuina y auténtica, viviendo la vida en sus propios términos, sin la necesidad de suplantar personalidades reales o imaginarias.

El Niño Interior es nuestro yo infantil Sano
El Niño Interior es nuestro yo infantil sano. Se convierte también en el gran maestro, guía o inspirador de grandes proyectos por el sabio gerenciamiento de nuestras propias emociones, sentimientos y decisiones. De ahí la importantcia de tener a nuestro yo infantil sano, para que sea siempre nuestro mejor aliado y nunca un enemigo interno.

 

El Niño Interior es nuestro yo infantil herido

El Niño Interior herido (nuestro yo infantil herido) se convierte en nuestro principal enemigo interno y saboteador, debido al temor a equivocarse, herir, lastimar y dañar a otros como él lo vivenció en la primera infancia, de mano de sus padres, sus abuelos, sus tíos, sus maestros, sus cuidadores o su entorno cercano. En esos momentos en los cuales sus derechos fueron vulnerados y sustituidos por las heridas, el maltrato, el abuso, el abandono, las humillaciones y las demás situaciones traumáticas que convirtieron a ese ser en un niño interior herido o lleno de traumas y que en la edad adulta se manifiesta en celos exesivos, maltrato a otras personas, aislamiento, timidez, disfunciones, problemas sexuales, falta de comunicación asertiva, bloqueos financieros o económicos, dificultades en la salud a nivel general y, sobre todo, en el temor a fracasar. Esta serie de situaciones manifiestas en la vida adulta controladas por El Niño Interior herido (nuestro yo infantil herido), hacen de la vida un verdadero infierno.

El Niño Interior es nuestro yo infantil, ¿cómo sanarlo?

Existen muchas técnicas de autoayuda que nos pueden servir a tener ese primer encuentro con nuestro niño interior herido, sin embargo, en casos muy dolorosos, estas mismas técnicas en lugar de ayudar lo que hacen es alborotar el síntoma y generar un malestar psicológico más grave y severo que puede desencadenar en una depresión grave o cualquier otro trastorno del estado de ánimo que pueda alterar tu estilo de vida.

Teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, es importante saber en qué momento buscar ayuda profesional idóneamente competente y especializada, para sanar traumas y heridas más profundas que podemos traer de la infancia. Especialistas como Psicólogos, Terapeutas, Psiquiatras y demás profesionales de la salud debidamente capacitados para tratar traumas de la infancia o en la sanación del niño interior serán siempre más adecuados y pertinentes para el proceso de sanarte interiormente.

Las personas de buena voluntad o simpatizantes de la autoayuda,  sin la formación adecuada aplicando técnicas aprendidas un fin de semana, en lugar de ayudarte pueden hacerte más daño. Estos procesos emocionales y psicológicos son complejos y poco entendibles para estás personas.

El Niño Interior (nuestro yo infantil) merece un espacio en tu vida actual de adulto en una sincronía amorosa y sana donde se pueda disfrutar la vida.

Si necesitas ayuda para sanar a tu niño interior, en la Escuela del Niño Interior Sanadores del alma te podemos ayudar. Contamos con un selecto grupo de profesionales que te podemos ayudar y llevar de la mano al encuentro con tu niño interior.

Abrir chat
Hola
Cómo te puedo ayudar?
A %d blogueros les gusta esto: