Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

Contactar con tu niño interior

El niño interior maestro del camino

El niño interior maestro del camino

El anciano sentado en la cima de la montaña descansa placenteramente observando a lo lejos el camino que anduvo por muchos años para llegar allí y da las gracias al cielo, sin embargo sigue escalando y conquistando montañas al compartir sus conocimientos con los que le rodean y sus palabras son tan suaves como la brisa en el desierto en los oídos de quienes le escuchan.

Como decían anteriormente del anciano sabio de cabellera blanca descansando en la montaña, que nunca termina su camino, de la misma manera tu niño interior inicia su camino para conquistar la montaña de la vida, donde con el pasar de los años va adquiriendo sabiduría. Él llegará a ese momento mágico donde descansará sobre sus propias experiencias, pues al estar sano tu niño interior se convertirá en el niño interior maestro del camino de muchos otros que aún no encuentran su destino.

Ver vídeo 

El niño interior maestro del camino, sabio interno que susurra al oído las palabras exactas para triunfar y salir adelante en la vida.

El niño interior maestro del camino que a través de la experiencia de sus años se convierte en un mentor, coach, entrenador e inspirador de vidas.

El niño interior maestro del camino que después de haber superado el dolor, los traumas y heridas del pasado se convierte en un sanador natural cuya presencia se siente y percibe en el ambiente que te rodea.

El niño interior maestro del camino, espejo del tiempo, donde el pasado es un maestro, el futuro no le angustia y su mejor momento es el presente, su aquí y ahora, son el cristal de las posibilidades a través del cual se puede ver la vida con más entusiasmo y amor, donde tu visión de la vida, el mundo y las cosas es tan claro como el cielo azul.

Cómo lograr que mi niño interior sea el maestro de mi propio camino?

Para llegar a la cima de la montaña debes empezar por escalar y subir, peldaño a peldaño, entre luchas, intentos fallidos y la perseverancia. Al final del día te llevarán a sentarte en la cima del triunfo a celebrar la vida.

Para lograr que tu niño interior se convierta en tu mejor maestro y guía necesitas dar cuatro pasos:

1. Sana tu pasado.
Al sanar tu niño interior sanarás tu pasado y empezará esa sabiduría oculta a emerger desde las profundidades de tu ser y a actuar como el maestro que guiará tus pasos por el camino de la vida.

2. Perdonar a tus antepasados.
Tú eres una réplica de tus antepasados a nivel emocional, de las creencias, de las costumbres, de las vivencias y tu estructura de personalidad están afectadas por ellos, representados en tus padres, tíos, abuelos y demás generaciones anteriores a ti. Toma conciencia de los daños recibidos por ellos o lo aprendido de ellos y perdónalos y a la vez perdónate a ti mismo. Cuando perdonamos y nos perdonamos la vida fluye libremente como un río que por doquier lleva gozo y pasión por existir.

3. Vive el ahora.
La vida es aquí y ahora, por lo tanto solo puedes disfrutar de la misma si eres consciente de ella, si estas presente siempre tendrás el control de las situaciones y disfrutarás de cada aspecto de ella.
Disfruta de lo que haces: tu trabajo, estudio, familia, amigos, salud, talentos, capacidades y de todas las maravillosas cosas que te rodean.
Si siempre estás presente en tu vida, nunca estarás por fuera de ella, la vida es aquí y ahora por eso disfrútala sanando tu niño interior, para que la felicidad llegue o aumente en tu diario existir.

4. Construye tu destino.
Has sanado tu pasado, también perdonaste a quienes tenías que perdonar, estás viviendo en el presente ahora, para continuar y llevar tu vida al siguiente nivel, entonces construye tu destino, haz un plan de acción a corto plazo y empieza a ejecutarlo hasta que lo cumplas o llegues a tu meta. Luego, elabora otro y por cada objetivo deseado haz un plan de acción y de esa manera estarás en el camino donde tu niño interior será el maestro del camino que guíe tus pasos.

 

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario