Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

coaching pastor garcia

La Soledad

La Soledad

El gran dilema de la soledad. Nacemos solos y morimos solos. Es inherente al ser humano. Uno se acuesta todas las noches con uno mismo y al despertarse lo primero que se encuentra es con uno mismo.

En nuestra realidad Psíquica o interior estamos solos. Sufrimos y gozamos, podemos compartir con los demás pero nadie puede sentir, vivir o experimentar por otro.

Cuando la soledad se puede volver un problema?

Cuando el sentimiento es intenso y puede convertirse en un sentimiento neurótico que lleva a la angustia, ansiedad, desvalimiento o desamparo , profunda insatisfacción, abatimiento y tedio vital y detrás de esto se esconde una fragmentación psicológica en la cual es necesario identificar cuando nació este sentimiento, cuando fue la persona se sintió abandonada, desprotegida que lo llevo a esta situación.

Si cuando eras pequeño tus padres tuvieron que dejarte con un familiar, o fuiste entregado a una familia diferente a la tuya por diferentes circunstancias, se creó un programa mental que hoy como adulto lo reflejas, por ejemplo con miedo a enfrentar tu vida cuando tu pareja te deja, o ya eres un profesional, te puedes valer por ti mismo y decides que lo más cómodo es seguir con tus padres.

A través de la Sanacion del Niño Interior se puede identificar los registros que están en el inconsciente y saber cuál situación fue traumática de abandono o intensa soledad que vivió ya sea en los primeros años de edad o cuando vivías en mamá y estabas en el vientre de ella y poder transformarla para recuperar tu seguridad , crecer y afrontar las dificultades de la vida y salir como un ganador.

El sentimiento de soledad puede ser un síntoma de descontento, de rechazo, de insatisfacción, de una baja autoestima. A veces nos resistimos a la soledad porque no nos aceptamos a nosotros mismos, por conflictos internos sin resolver o frustraciones sin superar. Porque en la soledad nos enfrentamos a nosotros y estamos más próximos a nuestro mundo interior

La soledad puede ser constructiva o destructiva, fértil y creativa o paralizante.

Es importante a relacionarse con ella, con la soledad, asumirla, aprender que tiene una energía positiva, inspiradora pero lo primero que debemos hacer es no resistirnos a ella, pues es esa resistencia la que causa ese sentimiento. Unos están solos y no se sienten solos, en tanto otros no están solos pero sienten que lo están, todo depende de tu salud mental y de la actitud.

Cuáles son los antídotos para este sentimiento?

Puede ser la actividad, la acción el ocuparse pero hay que tener cuidado porque a veces se puede tornar en una situación peligrosa cuando surge la soledad y siempre estas buscando escapar, así nunca la convertirá en una amiga.

Hay otras que escapan en adicciones al juego, al alcohol, a las drogas, comida o sexo se torna en un medio para olvidarse de uno mismo en lugar de ser uno mismo.

Pero los antídotos si no se usan en forma reactiva o compulsiva pueden ser una oportunidad para relacionarse con otras personas, estos pueden ser el desarrollo de un arte, la estética, salir a ser deporte, contemplar la naturaleza, fortalecer la amistad y el amor.

Hay es necesario evitar pensamientos quejumbrosos, para no fortalecer la autocompasión.

Es sano expresar libremente este sentimiento a un amigo(a) y solicitar su compañía, a las personas les gusta servir y si abres las puertas a los demás ellos también lo harán. Se natural. Vive la soledad tal cual es, abrázala, amala y úsala para crecer interiormente para realizar actividades que se desarrollan mejor en la soledad como: Yoga, meditar, realizar un arte, leer, escribir, pasear. Tómala como una amiga una aliada en la que te puedes servir.

La soledad vivida consciente y plácidamente renueva energías, descansa, rejuvenece y nos llena de nosotros.

Evita los pensamientos nocivos, insanos, música triste o que nos evocan recuerdos dolorosos.

La soledad no se puede sacar de la vida, está aquí no podemos jugar al escondite con ella.

La vida es muchas cosas y entre ellas la multitud, compañía y la soledad creativa.

Tenemos que aprender a disfrutar de la compañía de los demás, si mejoramos nuestra salud emocional estamos bien con nosotros y con los demás.

Cada persona es su propia obra de arte. La intimidad es un tesoro, puede ser tu fiesta y puedes llenarla con una llamada a un amigo, preparando una comida, disfrutando un café.

Tagore poeta, filosofo nacido en Bangladés y nacionalizado en la India , premio Nobel de literatura en 1913, vivía la soledad con el sosiego del que siempre apela al AMOR HUMANO Y EL AMOR A LAS CRIATURAS, escribió “ No dejes tu amor sobre el precipicio” y este es un gran concejo para superar sentimientos de soledad. Ama y vuelve amar incluso a la taza de café que estas preparando o a ese ramo de flores que conviertes en un arreglo floral.

Pretender huir de la soledad es querer huir de la vida y de uno mismo. Es tan necio como le sucedía al mono que introdujeron en una casa sin puertas ni ventanas, empeñado en escapar comenzó a lanzarse contra las paredes hasta que se reventó.

La soledad es una invitación a la serenidad, es una batería del microuniverso que somos.
Pero cuando uno no se resiste a la soledad y no actúa como el mono queriendo escapar entonces descubre las ventanas y puertas por las que podemos entrar y salir

Facebook Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *