Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

el niño interior pastor garcia

¿Te escuchas a ti mismo?

¿Te escuchas a ti mismo?

¿Sabes escucharte con atención, dedicación, respeto y compromiso? ¿Te escuchas a ti mismo constantemente?. Si te escuchas a ti mismo de forma cotidiana y regular, entonces estarás muy cerca de encontrar tu propio equilibrio emocional.

¿Te escuchas a ti mismo y a la vez escuchas a los demás?
Cuando te escuchas a ti mismo estás siempre presente en tu propia vida, pues al escucharte a ti mismo te estás conectando con tu ser o niño interior que potenciará las facultades de tu espíritu o alma, por el profundo amor que se despierta en ese maravilloso nivel de comunicación: escucharse a si mismo.

¿Escuchas a los demás?
Uno de los grandes beneficios que alcanzas cuando te escuchas a ti mismo es el poder de escuchar a los demás, pues adquieres de tu autoescucha habilidades poderosas para comunicarte con los otros que se encuentran en tu entorno y por donde quiera que vayas.

Cuando escuchas a los demás de forma activa y desinteresada, estás construyendo un mundo mejor a partir de esta gran habilidad de la que carecen muchos seres humanos actualmente que son, constantemente, dominados por el ruido comercial y consumista que nos impide en muchas ocasiones una comunicación asertiva, creativa y vaciante tanto a nivel individual como social.

Da clic para ver video

Cuando te escuchas a ti mismo escuchas tu niño interior
Cuando tenemos una buena comunicación con nosotros mismos, llegamos al nivel profundo de escuchar la voz de nuestro niño interior, que dependiendo de su estado emocional, será nuestro aliado para bien o para mal.
En otras palabras si ese niño interior esta sano será nuestro Dios, Maestro, Angel o Guía que nos apoyará de manera productiva en todas nuestras desiciones así como en la consecución de nuestras metas, sueños y objetivos.
Por otro lado, si tu niño interior está herido y lleno de traumas será tu Angel caído, Demonio, Saboteador, Ego alterado o peor enemigo, que te impedirá alcanzar tus metas, sueños y objetivos, llevándote a la derrota, a la culpa, a ser autocríticos y, en ocaciones, hasta la muerte´

Sana tu niño interior escuchándote a ti mismo
Una de las maneras que existen para ayudarnos a sanar el niño interior es la escucha de nosotros mismos, tomando conciencia de su existencia, sabiendo de antemano sus necesidades y luego dandole las herramientas adecuadas para su sanción. Cuando escuchamos ese niño interior y descubrimos sus principales necesidades, así como el origen de sus principales bloqueos, es mucho mas fácil ayudarle a sanar y llevarle a ese estado deseado.

Cuando te escuchas a ti mismo, tienes tiempo de meditar, reflexionar, analizar y evitar responder de forma agresiva o violenta ante las injurias y situaciones problemáticas de la vida.

Si te escuchas a ti mismo con amor, entonces te encontrarás con la sonrisa de tu niño interior.

Te puede interesar Terapia Familiar

Facebook Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *