Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

niño interior

El niño interior y la navidad

El niño interior y la navidad

Una fusión mágica de amor y ternura.

Celebrar la Navidad más que celebrar una fiesta religiosa o familiar es celebrar la vida, la salud, el amor, el crecimiento integral, los logros alcanzados a lo largo del año y hacer realidad los sueños que tuviste con los ojos abiertos.

 

El niño interior y la Navidad, una fusión mágica de ternura y amor, ya que estas fiestas están relacionadas con el nacimiento de un niño muy especial e importante para la cristiandad, quienes creen que es su salvador o el hijo eterno de Dios que se encarna en una mujer virgen y nace en un pesebre, donde es adorado, visitado y hasta lleno de regalos y de bienes que le traen unos Pastores y unos reyes magos.

 

El niño interior.

El niño interior es el conjunto de grabaciones guardadas de los 0 a los 7 años de edad que, de adulto, se están reproduciendo constantemente y afectan el comportamiento emocional.
Conjunto de experiencias guardadas desde la infancia en la mente inconsciente del ser, que al descubrirse potencializan al adulto del presente.
Ser espiritual donde yace la totalidad de las posibilidades para ser felices.
Disco duro donde se guardan las experiencias de la infancia tanto gratas como desafortunadas y que al sanarse y liberarse de la mala energía de estas últimas, se renace a una nueva vida de abundancia, paz y prosperidad.


En estas fiestas navideñas es muy común que las familias se reúnan para celebrar la vida, compartir alimentos y presentes entre los amigos, familiares y conocidos.

 

Navidad.

La Navidad (en latín: nativitas, ‘nacimiento’)?, también llamada coloquialmente «pascua», es una de las festividades más importantes del cristianismo. wikipedia

 

En medio de ese entorno mágico de la unidad familiar que produce la Navidad, quiero aprovechar para decirles que tengan en cuenta a ese ser mágico, único, real y maravilloso que es el niño interior, quien vive en lo más profundo y escondido de tu ser, y celebres una Navidad diferente contigo mismo donde los colores de diciembre adornen tu vida con una magia y luz incomparables logrando esa fusión del niño interior y la navidad.

 

Los adultos de hoy hace muchos años que fuimos niños y soñábamos con la llegada de la Navidad, esto especialmente los que nacimos y vivimos en América latina donde estas celebraciones tienen mucho poder social, religioso y cultural. Soñábamos con su llegada por la alegría de las canciones mágicas que llamamos villancicos; por los colores de las luces, decoraciones y adornos navideños en nuestras calles y casas; los alimentos; dulces; reuniones familiares; y demás actividades que se daban en torno a la Navidad.

 

La navidad y el niño interior se pueden fusionar en una melodía mágica cuyas vibraciones sonoras se pueden escuchar en todos los lugares; donde sucede la vida; donde los niños juegan felices; donde los jóvenes respiran paz, crecen en experiencias positivas y maduras; donde los ancianos son felices al sentir el abrazo de sus hijos, nietos, familiares, amigos y allegados; donde los animales, mares, ríos, pájaros, flores y árboles del bosque conviven armoniosamente, contemplando el maravilloso cielo azul; donde en el día el sol nos calienta y nos nutre con su calorcito y en las noches la luna nos acompaña silenciosamente mientras contemplamos a las estrellas y grandezas del universo. Se “escuchan” hasta los extremos del Universo.

 

En ese entorno quiero fusionar el niño interior y la navidad en una explosión de amor universal.
Feliz Navidad

Le puede interesar Los 5 Regalos de navidad>>>

Facebook Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *