Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

año viejo pastor garcia

Gracias por el año que pasó

Gracias por el año que pasó

Cuando cae la tarde, cuando muere el sol, cuando llega la noche, cuando se acaba un día, una semana, un mes, cuando estamos cerrando un año que se va, que se despide, dejándonos un gran cúmulo de experiencias vividas, solo cabe decir gracias por el año que pasó.
A continuación, vamos hacer un ramillete de gratitud, dando gracias por el año que pasó, reconociendo todo lo bueno, hermoso, positivo y negativo que pasó por nuestras vidas a través de estos 12 meses que se acaban hoy, dando gracias por el año que pasó dejando nuestras almas llenas de grandes experiencias y memorias para compartir.

Por el Amor.
Hoy doy gracias por el año que pasó, por el amor que viví a nivel de pareja, familia, trabajo y amigos, un amor energético poderoso y abrazador que me ayudó a tener el equilibrio emocional necesario para soportar los duros momentos por los que pasé.
Gracias a ese amor que viví y experimenté a nivel integral este año que acaba de pasar tuvo muchísimo sentido para mí, doy gracias por el año que pasó, ya que a nivel del amor todo fluyó, fluye y seguirá fluyendo como una fuente de agua limpia y pura que sacia mi sed de forma integral en un armonioso jardín donde siempre florece la vida.

Por la Paz.
Doy gracias por el año que pasó, por la paz interior que nació y está creciendo dentro de mí, quizás no logramos la paz para el mundo y para los países que están en guerra, más estoy agradecido por lograr esa paz en mi interior donde desarmé mi corazón y me abrí a la paz interior y personal que trasciende más allá de lo cultural, social, político y religioso, pues es mi propia paz, la que me sostiene en equilibrio, tolerancia y persistencia existencial.

Por la salud.
Doy gracias por el año que pasó y por la maravillosa bendición de la salud, que como un manto de luz durante este año me cubrió. Gracias por haber cubierto a mi pareja, hijos, familia y amigos.

Por los bienes adquiridos.
Hoy doy gracias por el año que pasó, donde nuevos bienes adquirí como ricas bendiciones venidas del cielo que a partir de mi trabajo, compromiso y esfuerzo conseguí, por eso doy gracias por la casa, el coche, la finca, la empresa, los negocios y todos los bienes físicos, psíquicos, espirituales, intelectuales y transpersonales que conseguí.

Por mi pareja.
Doy gracias por el año que pasó, donde en compañía de mi pareja crecimos, en amor, tolerancia, convivencia, conocimiento, solidaridad, compartir, compañerismo, igualdad y muchísimos más valores, virtudes, competencias y talentos que enriquecieron nuestro amor.

Por mi familia.
Doy gracias por el año que pasó, viviendo nuevas aventuras con mi familia donde descubrimos nuevas formas de vivir la vida, afrontar los conflictos, solucionar los problemas, además identificamos nuestros valores familiares y lo hermoso de una convivencia pacífica donde todos los miembros nos sentimos una misma cosa o persona integrando así nuestro amor como una comunidad de amor donde las situaciones problemáticas se resolvieron con amor. Por eso doy gracias por el año que pasó, por mi familia a quienes amo, venero y respeto profundamente.

Por mi trabajo.
Hoy doy gracias por el año que pasó, donde a nivel laboral crecí, haciendo lo que amo y amando lo que hago, descubrí muchísima felicidad, pues en cada paso y momento de mi vida laboral de este año que pasó, viví intensamente el placer de hacer lo que amas y no lo que te toca.

Por aprender.
Doy gracias por el año que pasó, lleno de nuevos aprendizajes, donde mi mente, cerebro, espíritu, cuerpo e intelecto se regocijaron aprendiendo nuevas ciencias, técnicas, cosas, aspectos y descubrimientos integrales, sobre todo en mi área profesional donde adquirí nuevos conocimientos, recursos y herramientas que estoy dichosamente compartiendo con mis pacientes, clientes, familiares, amigos y aprendices.

Podría quedarme un año más dando gracias por el año que pasó, encontrando miles de motivos para agradecer, sin embargo sé y entiendo que hoy a muchas personas no les gusta leer y que los videos y audios los prefieren de segundos, por la cantidad de ocupaciones o distracciones que se encuentran por doquier en la red.

Por último, doy gracias por el año que pasó, por la vida misma, ya que es el escenario donde acontece el misterio y riesgo de existir, rompiendo paradigmas, aventurándonos a lo más grande y especial, descubriendo nuestra propia grandeza al encontrarnos con nosotros mismos en el niño interior con quien nos abrazamos y fundimos en un solo ser que vive y existe por siempre.

Yo soy Pastor García Terapeuta Regresivo Reconstructivo y
les deseo un Feliz Año 2017 lleno de muchísimas Bendiciones.

 

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario