Blog

Terapeuta Pastor García ¡Mi pasión es ayudarte a encontrar tu camino!

terapia de pareja pastor garcia

La reconciliación pilar de la relación

La reconciliación Pilar de la Relación

La reconciliación es pilar de la relación, porque sin ella no hay reconexión en la pareja, se estarían destruyendo poco a poco, y alejándose el uno del otro.
Reconciliación es restablecer la amistad pérdida y conciliar es ponerse de acuerdo en algo que se enfrentó entre dos personas.
Los desacuerdos y molestias se dan en toda relación, por eso es importante darse cuenta que una discusión es provocada por dos, por lo tanto buscar un culpable es perder el tiempo. Lo mejor es observar si necesitas pedir una disculpa o reconocer al otro cuando la ofrece.
A veces se suscitan peleas por cosas insignificantes, no hay que dejar que crezcan.
Y hacer una revisión, sí las peleas son constantes, que puede estar sucediendo detrás de esto.

¿Qué hacer cuando peleamos?

No trates de arreglar el asunto en el momento que discuten, o después de terminar si están molestos, que por lo general así es, hay que esperar a que se calmen los dos.
Tratar de seguir hablando enojados, lo único que hará, será enojarse más y llegar, a herirse. Si uno de los dos o los dos son impulsivos, pueden llegar a insultos y se arrepentirán haberlos dicho, después que se han calmado. Incluso, aunque una persona piense antes de hablar, enojada puede llegar a decir palabras que no diría estando tranquila. Por lo tanto, dejar una discusión lo antes posible, es lo mejor, para después tratar el asunto tranquilamente, con serenidad.

Ver Programa

¿Qué puntos son importantes tener en cuenta para reconciliarse?

Compromiso y responsabilidad. Asumir cada quien su responsabilidad en el conflicto y comprometerse a cambiar.
Reflexionar de forma personal tus acciones y actitudes. Además de ponerte en los zapatos del otro, pensar que siente el otro.
Darse cuenta de lo que están generando como pareja a sus hijos, medio cercano y a ustedes mismos.
Dialogar sin discutir, escuchando de forma amorosa, tolerante, pero siendo sincero claro y directo. Me siento… me gustaría…, en lugar de tú hiciste, tú me dijiste.
Reconocer errores y puntos positivos. Observar las fortalezas de la pareja.
Revisar las áreas o temas que están en conflicto.
Tener claro lo que necesitamos cambiar y querer hacerlo.
Buscar soluciones y nuevas conductas.
Sanar heridas y resentimientos.
Paciencia, si se necesita hacer cambios, saber que es un proceso que conlleva tiempo y establecer un periodo realista.
Regalarse tiempo en pareja.
Tener un proyecto de vida, juntos.

¿Cómo lograr una buena reconciliación despues de una pelea?

Cuando estén tranquilos, prepara el momento para que puedan hablar sin interrupciones.
Habla desde lo que tú haces y sientes y no de lo que el otro hace, con tranquilidad y sin alzar el tono de voz, sin retar. Observa tu cuerpo, que este relajado, sin cruzar brazos ni señalar con tus manos. Mira a los ojos, pero no presiones para que el otro lo haga. Habla desde el corazón y con respeto.
Pedir perdón es necesario cuando se hirió o se hizo algo que no fue correcto. Disculparnos nos hace mejor personas.
Aceptar una disculpa es reconocer al otro y lo hace sentir aliviado. Y esto hace la mayor parte de la reconciliación.
Mostrar afecto, reconforta, un abrazo o caricia hace sentir amor y aceptación. Es volver a conectarse, ya que en una pelea se alejan y se cierran al otro.
Darse un espacio para estar juntos será muy agradable y hará más fuerte el lazo de unión. El sexo puede ser grandioso al final.

¿Qué no hacer en la reconciliación?

-Rencor, guardar sentimientos negativos genera malestar en uno mismo y más problemas, como puede ser la:
-Venganza, guardamos algo para después regresarlo. Lo cual nos lleva a:
-Engañar, si mentimos, hacemos daño al otro y a nosotros mismos: auto engaño.
-Orgullo, nos detiene a pedir perdón o no hacer lo que realmente queremos hacer.
-Comodidad, Economía, Presiones familiares, Soledad o Lástima: si nos quedamos con nuestra pareja, por alguna de estas razones, seremos infelices y por ende a nuestra pareja.
-Reconciliarse sólo por los hijos, vivir con peleas o indiferencia no produce ningún sentimiento positivo en los hijos.
-Sexo sin hablar ni disculparse, lo mejor es comunicar lo que sentimos y disculparnos, después vendrá muy bien.
-No querer cambiar, pedir disculpas sin sentirlo, sólo para que no me molesten más, no es sensato, ya que no parará el problema, se irá haciendo cada vez más grande.
-Pensar que se solucionara dejándolo pasar, así podemos ir dejando pasar pequeñas cosas, que con el paso del tiempo se convierten en algo serio.

¿Qué conductas pueden ayudar al cambio despues de la reconciliación?

Ser sincero con uno mismo.
Pensar antes de actuar o de hablar.
No dejarse llevar por emociones negativas, aprender a controlarlas.
Estar convencido de lo que quiero cambiar, “es algo bueno para mí”.
Saber que en una pareja voy a dar, primero que todo. Aunque terminamos recibiendo al mismo tiempo, por lo general.
Ceder, no siempre lo que yo quiero y porque así soy.
Escuchar consejos, puede ser positivo si es una buena fuente, con sensatez, pero también puede haber confusión, si hay mayor vínculo con alguno de los dos. Si es necesario apoyo, lo mejor será de un profesional.

¿Qué pasa cuando no se habla después de una pelea?

No comunicar es uno de los principales problemas de una pareja.
No saber comunicar lo que se siente, puede ser más común en los hombres que en las mujeres, esto es una conducta cultural.
El dejar pasar las peleas sin hablar, va acumulando problemas sin resolver, que después se convierten en un conflicto mayor. Muchas veces se guardan resentimientos y cuando hay otra pelea, salen a flote y es cuento de nunca acabar. Muy al contrario cuando se habla, se escucha, hay entendimiento, acuerdos, se reencuentran y sanan las heridas o las palabras.

¿Cómo saber cuando necesitamos ayuda profesional?

Estas pueden ser entre otras:

-Cuando no resolvemos un tema y han pasado meses o años y se sigue teniendo problemas con lo mismo.
-Cuando no queremos enfrentar un problema, simplemente porque no se sabe cómo manejarlo.
-Cuando sienten que ya no pueden más con la relación.
-Cuando uno de los dos ya no quiere hablar, porque dice que no tiene caso, ya que siguen en lo mismo.

¿De qué manera puede ayudar la Terapia Regresiva Reconstructiva?

La terapia regresiva reconstructiva en una pareja, es un proceso que va a la médula del problema, a lo profundo. De forma individual, cada uno lleva su propio proceso, cambiando patrones, conductas y sentimientos que no se desean, que no benefician al individuo, y al mismo tiempo se va integrando a la pareja en sesiones conjuntas, aprendiendo una nueva forma de comunicar, de expresión. Y lo más maravilloso es que es una terapia breve con excelentes resultados.

Con: Jorge y Elena Esposos y Terapeutas Regresivos

 

Facebook Comments

Write a Comment

Deja un comentario